Fiesta nacional - Discurso del Embajador de Francia [fr]

DISCOURS 14 JUILLET 2016

Señora vice Presidenta, Rosana Guevara designada presidencial,
Señora canciller por ley y estimada Maria Dolores (vice canciller Maria Andrea,)
Señoras y señores parlamentarios,
Excelentísimas y excelentísimos Embajadores y Representantes de organizaciones internacionales,
Señora y señores consejeros de comercio exterior francés,
Mis queridos compatriotas
Amigas y amigos,

Les agradezco a todos por acompañarnos en esta fiesta nacional que para nosotros es tan importante, no solamente para los franceses, sino también para todos aquellos que están ligados a nuestros valores, sean franceses, hondureños o de otra nacionalidad, los valores universales de nuestra conocida y hermosa divisa: « Libertad, Igualdad y fraternidad », que no envejece desde 1789, y es hoy más actual que nunca.

¿Qué significa entonces el 14 de julio?

Primero significa nuestro pasado y nuestra historia, que todos compartimos. Aunque nuestros países están a muchos kilómetros de distancia, la historia de Francia y la de Honduras, están más unidas de lo que imaginamos. Sin la toma de la Bastilla, sin las ideas revolucionarias, sin el primer Imperio y la epopeya Napoleónica que inspiró a tantos jefes militares latino americanos, comenzando por Francisco Morazán, hijo de un padre que vino de las Antillas y de origen corso, ¿dónde estaríamos y que sería de la amistad franco-hondureña? En su himno nacional, ustedes mismos hacen referencia en su quinta estrofa a esta historia y esta herencia que tenemos en común. Estamos unidos también por la cultura, por el idioma, esta bella lengua francesa que tiene cada vez más adeptos, testimonio de esto es el éxito del liceo franco-hondureño, su asociación de exalumnos, y la enseñanza de francés en la universidad y, recién, en las escuelas primarias.
Esta es la herencia del 14 de julio, valores que nos abren hacia el mundo y que deben servirnos para ser actores del desarrollo de nuestras sociedades.

Ese es su legado, pero hoy ¿Qué significa el 14 de julio?

Significa tener la firme voluntad de actuar para defender nuestros valores, especialmente frente a las amenazas que hoy son muchas.
Estamos atentos con la multiplicación de crisis, ya que somos testigos de un resurgimiento inédito de la violencia y la barbarie. Y miramos de igual forma una tendencia insidiosa al desarrollo de un discurso de relativismo de la universalidad de los derechos humanos que es tan peligroso como sus violaciones.
Todo ser humano dispone por si de derechos naturales e inalienables, de los que no puede ser privado bajo ningún pretexto, de edad, convicciones políticas o religiosas, color de piel u orientación sexual.

El 14 de julio, significa de actuar también para desarrollar nuestras economías: producir e innovar para compartir, porque sin compartir no hay desarrollo duradero y equilibrio de la sociedad.
La presencia francesa en el plano económico es limitada en Honduras, pero tiene por objetivo ayudar al país. Lo hacemos a través de nuestra participación en la ayuda de la Unión Europea, más de 235 M€ en 5 años, y también con los intercambios comerciales potenciado tras la entrada en vigor del acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Centro América.
Seguimos fortaleciendo nuestro trabajo conjunto con el Banco Centroamericano de Integración Económica, (BCIE); abriendo líneas de crédito para el desarrollo de inversiones en materia de energía renovable y de protección del medio ambiente es para nosotros una prioridad para Honduras y los países de la región.

La voluntad de actuar para defender nuestros valores, se evidencia en la cultura, la educación, especialmente en el plurilingüismo. La globalización no debe conducir a la uniformidad: la sociedad hondureña tiene una rica herencia cultural, y por eso, amigos hondureños, no deben olvidarse de sus raíces europeas.
Este año, se consolidó un fuerte dinamismo de nuestra cooperación con Honduras, tanto al nivel educativo, lingüístico, académico y científico.
En el marco del Fondo Común, con España, Alemania y Canadá, un apoyo nuestro de 10 millones de euros proporcionados a la Secretaria de Educación se finalizó la operación de adquisición de pupitres más grande de la historia de Honduras con 400.000 unidades distribuidas en todo el país, integralmente producidas por pequeñas y medianas empresas locales.

Hemos decidido reintroducir la calidad de la enseñanza del francés en centros públicos y apoyar la Secretaria de Educación en el desarrollo de una educación técnica profesional más eficiente para dar siempre oportunidades a los jóvenes del país.

Con este mismo propósito, se fortalecieron los programas de becas para posgrados con Francia. Agradecemos a las alianzas que se pudieron lograr en este marco con la Fundación Hondufuturo y su programa de crédito para becas.

Pero nuestro compromiso con la Universidad en Honduras va más allá: trabajamos a finalizar un acuerdo de doble titulación de Maestría entre la UNAH y la Universidad de St. Etienne, el primero en América central. Nos alegramos también de la excelente colaboración que desarrollamos con la Facultad de medicina, en particular con la organización del primer Simposio internacional sobre Dengue, Zika y Chikungunya en la UNAH, en mayo de este año. Esperamos elaborar pronto un programa de especializaciones para médicos en las mejores instituciones de Francia

De la misma forma, tenemos el proyecto la creación de una cátedra UNAH-Francia que esperamos poder convertir en una cátedra UNAH-UE con nuestros colegas europeos, para concretar frente a los estudiantes y los docentes nuestro compromiso por la promoción del debate abierto de ideas, respetuoso e incluyente, base de una ciudadanía democrática y promocionador de los Derechos Humanos.

Nos sentimos muy contentos de poder proporcionar esta educación de excelencia desde la más temprana edad con el Liceo Franco Hondureño. Esta institución trilingüe, parte de una red mundial de 500 escuelas, logra cada año un 100% de éxito de sus alumnos al Bachillerato francés con menciones de excelencia académica. Este diploma abre las puertas de los estudios superiores en el mundo entero pero nos felicitamos ya que el 75% de los alumnos eligen Francia este año para seguir su formación superior.
Les damos cita en septiembre para colocar la primera piedra del nuevo Liceo, en la salida de Tegucigalpa hacia Valle de Ángeles, que ofrecerá las instalaciones las más modernas en Tegucigalpa.

Y para un público más amplio, saludamos la renovación de la Alianza francesa de San Pedro Sula y la evolución que la Alianza de Tegucigalpa está experimentando este año.

¿Finalmente, mirando al futuro, que sentido debería tener el 14 de julio?

Evidentemente la voluntad de seguir construyendo y desarrollando nuestras sociedades de manera responsable: este fue el mensaje lanzado en la conferencia climática que tuvo lugar en Paris el pasado mes de diciembre, conocida como la COP 21. Seis meses después de la adopción del acuerdo de Paris, estamos frente a un nuevo desafío: poner en marcha exitosamente este texto histórico. La prioridad inmediata es dar vida al acuerdo por vía de la ratificación de los 175 Estados signatarios. Francia lo hizo el 15 de junio anterior, motivamos a todos los países a hacerlo también lo antes posible.

Construir, si, pero enmarcados dentro del Estado de Derecho.

Esto es válido para Honduras como para cualquier otro Estado. Para construir un Estado de Derecho, la justicia no es suficiente. Es necesario el esfuerzo de todas las instituciones. Las reformas y nuevas estructuras que se están ejecutando en Honduras con la llegada de la MACCIH, la apertura de la oficina del Alto Representante de los Derechos Humanos, el trabajo de la comisión especial de depuración de la Policía Nacional, manifiestan la voluntad del gobierno de solucionar los problemas de los que adolece la sociedad hondureña. En este sentido, apoyaremos todas estas iniciativas desde el G16, cuya presidencia pro tempore Francia asumirá en enero 2017.
Pero debemos también dar a la administración las herramientas para construir, privilegiar y atraer a la competencia, emancipar la administración de la politización y permitir así que todos los gobiernos tengan los medios para actuar en tiempo y forma, gracias a una administración competente e imparcial.

Damas y Caballeros,

Es para mí este un momento muy especial, es mi primer 14 de julio como Embajador en Honduras que comencé a conocer hace 10 meses. Tiempo en el que he descubierto un país encantador, de una exótica y desconocida belleza. Desde Pico Bonito y las Islas de la Bahía hasta Amapala, de la Mosquitia hasta Copán Ruinas, ustedes tienen, amigos hondureños un tesoro natural y cultural que hay que proteger y mostrar. Me siento orgulloso que sea un equipo de cineastas franceses, « Explorers », que a través de un reportaje excepcional del que veremos una pequeña parte al final de ese discurso, el que se proponga develar su país en Francia, Europa y el mundo entero.
De igual forma, me siento orgulloso de saludar a Mathilde Thiébault, una joven francesa de origen hondureño, presidenta y fundadora de la ONG Paris-Tegus, dedicada a la formación profesional de jóvenes hondureños. Los invito a todos a descubrirlos a la salida de este salón en el espacio donde también vieron o verán encantadoras modelos vestidas para la ocasión por un joven diseñador hondureño, Tirso Rubio, ya que como saben Francia queda muy sensible a la belleza y a la moda.
Este es el momento también de agradecer a todas las empresas que nos han ayudado en la organización de esta fiesta: el grupo Vendôme, Comercial PECAS, Lacthosa, Cervecería hondureña, Parthenon y Arno Bistró, conocido por todos.
Finalmente, mis agradecimientos van para todo mi equipo, pocos pero muy profesionales y sobretodo, efectivos. Me han sido de mucha ayuda desde mi llegada y lamento tener que despedir a dos de ellos el mes que viene, a Jonathan DUPAIN y a Bertrand GUERIN, sé que han sido apreciados también unánimemente por sus homólogos. Pero me queda Leonardo Vallejo nuestro abogado sampedrano. Saludo también al trabajo de nuestros tres cónsules honorarios, Brigitte Haimes- Rolland, en San Pedro Sula, a René Viel en Copan Ruinas, y a Eric Raspaldo, en Roatán. Su devoción al servicio de los franceses en particular en dificultades debe ser reconocido, y les agradezco sinceramente.

Estimada señora Vice presidenta, Estimada señora Canciller por ley,

Su presencia es un honor que agradezco profundamente. Nuestros países están unidos no solamente por la historia, sino que sobre todo por la voluntad de construir un futuro de paz y prosperidad para los pueblos que los componen, y por esto, tengan la seguridad que Francia, con sus asociados europeos, estará siempre al lado de Honduras.

Vive le Honduras, vive la France,

Je vous remercie et maintenant buvons à l’amitié franco-hondurienne !

Dernière modification : 28/07/2016

Haut de page