Fiesta nacional de Francia 2019

Fiesta nacional de Francia 2019

La fiesta nacional de Francia 2019 fue un exito, vuelva a leer el discurso del embajador, Pierre-Christian Soccoja


Excelentísimo canciller por ley, Isaías Barahona;
Honorables miembros del gabinete de Gobierno
Honorables Diputados;
Honorables miembros del poder judicial
Honorable miembros de las fuerzas armadas de Honduras;
Excelentísima embajadora Maria Dolores Agüero
Excelentísimos Embajadores y representantes de las organizaciones internacionales;
Monsieur le Conseiller consulaire, M. Patrice Blois ;
Madame et Messieurs les conseillers du commerce extérieur français ;
Mes chers compatriotes;
Estimados miembros de los medios de comunicación;
Damas y Caballeros, invitados todos;


Estoy muy feliz de celebrar hoy con todos ustedes la fiesta nacional francesa. Ésta es la cuarta y desafortunadamente la última vez que lo haré como embajador de Francia en Honduras. Y es también, de nuevo, la ocasión para recordar el mensaje universal que se asocia a la fecha del 14 de julio: el de “libertad, igualdad y fraternidad” que 230 años después del inicio de la Revolución Francesa, resuena con la misma fuerza.
Herencia del siglo de las luces, el lema oficial de la República francesa se ha transformado en un lema universal que, sin embargo, vemos cada día en muchos lugares amenazado por el egoísmo, la codicia y la deriva autoritaria. Nuestro papel entonces es siempre el de defender esos valores y promoverlos.
Por ello, Francia ha decidido organizar este año la segunda edición del Foro sobre la Paz. Ya lo pudieron ver antes, el Foro se celebrará en París los días 11, 12 y 13 de noviembre de este 2019. Su objetivo es reunir a jefes de Estado y de Gobierno, a dirigentes de organizaciones internacionales, a dirigentes de ONG, a intelectuales y a todas aquellas personas que quieren idear y construir el multilateralismo del futuro. Necesitamos sus iniciativas y proyectos para que el Foro siga siendo un éxito y Honduras, por supuesto, está invitada a participar.

Además, Francia ostenta la presidencia del G7 desde principio de año con objetivos muy concretos: luchar contra las desigualdades, reducir la brecha digital, afrontar la urgencia climática y medioambiental e implementar la igualdad mujer-hombre. Esa presidencia del G7 acabará con la Cumbre de Biarritz del 26 y 27 de agosto.
Aquí en Honduras, en el marco de nuestra relación bilateral, durante estos últimos 4 años se ha consolidado una cooperación dinámica en la que todos hemos puesto toda nuestra voluntad.
Como saben, Francia apoya y financia económicamente proyectos relacionados con la protección del medio ambiente. Lo hace a través del Banco Centroamericano de Integración Económica. Con una aportación de 2 millones de dólares hemos posibilitado el inicio de dos estudios de factibilidad: uno sobre una red de recolectores y una planta de tratamiento de aguas residuales en Tegucigalpa; y otro para el desarrollo de Teguzcable, un sistema de transporte urbano con telecabinas. Eso pone de manifiesto y reafirma nuestra voluntad de seguir construyendo y desarrollando nuestras sociedades de manera responsable en el marco del Acuerdo de París contra el cambio climático.
En el marco del acuerdo que nuestra embajada firmó hace casi cuatro años con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, se ha creado una serie de programas de becas para posgrados en Francia gracias a diversos acuerdos con Universidades francesas.


Quiero también destacar dos acontecimientos de suma importancia para nuestra cooperación universitaria que tuvieron lugar este año:
El 1 de marzo se firmó el convenio entre Francia y Honduras para el reconocimiento mútuo de títulos y diplomas universitarios; y el 6 de marzo el Alto Consejo Francés de la Evaluación de la Investigación y de la Educación Superior otorgó la acreditación a dos instituciones académicas hondureñas: la UNAH y la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, durante un período de cinco años. Son dos de las sólo tres universidades del continente americano que obtienen esta alta distinción. Con esta acreditación internacional se da un gran paso hacia la calidad académica en Honduras y, en un tiempo marcado por fronteras que se endurecen, Francia envía una señal de apertura a los estudiantes de Honduras, facilitándoles el acceso a sus universidades.
No quiero dejar de destacar nuestro apoyo y la excelente colaboración que hemos desarrollado con las facultades de Medicina y de Artes y Humanidades de la UNAH. Apoyo y colaboración que se ha repetido con la nueva cinemateca de Honduras, dirigida por René Pauck, y que va camino de convertirse en referencia en América central.

De igual manera, celebramos la consolidación de la cátedra cultural franco-hondureña que ha permitido a estudiantes y docentes participar en un debate de ideas abierto y libre: en él hemos hablado de laicidad, de feminismo, de memoria e historia, de la sociología de Durkheim o la filosofía de Descartes. Pero no ha acabado. En septiembre se hablará en ese foro del desarrollo sostenible de la ciudad del futuro.
La UNAH es una institución esencial para la vida democrática de Honduras. Por eso me siento muy honrado y orgulloso por recibir, en los próximos días, el título de Doctor Honoris Causa en Humanidades de la UNAH y de así formar parte de ella para siempre.
Con la Secretaría de Educación mantenemos también una cooperación muy activa y desarrollamos, entre otros, un proyecto de educación técnica profesional en el sector del turismo.
Además en septiembre, como cada año, 12 jóvenes hondureños, asistentes de profesores del idioma español, empezarán una aventura de 10 meses en Francia trabajando en colegios y liceos.
Nos congratula también poder proporcionar una educación de excelencia en el Liceo Franco- Hondureño. Me hace especialmente feliz los progresos en la construcción del nuevo liceo, en la salida hacia Valle de Ángeles, y espero que ese nuevo y avanzado centro educativo pueda inaugurarse a principios del 2020.
Para un público más amplio, hay que destacar el excelente trabajo de las Alianzas francesas de Tegucigalpa con su director Joffrey Nanquette, y de San Pedro Sula a cuyo nuevo director Michael Sowinski saludo y doy la bienvenida. Consolidan juntos los más altos estándares de calidad en la enseñanza del francés y se erigen como actores principales de una oferta artística que promueve el diálogo entre las culturas… Aprovecho para invitarles a descubrir su agenda cultural cada mes y, sobre todo, a venir a celebrar esta misma noche los 60 años de la Alianza francesa de Tegucigalpa… Pueden consultar el programa de actos que hemos colocado ahí en las cocteleras.
Toda esta actividad de cooperación sólo ha sido posible gracias a la contínua e intensa labor de mis colaboradores que trabajan cada día con fervor y entusiasmo. En mi última celebración de nuestra fiesta nacional como embajador en Honduras, quiero afectuosamente reconocer y dar las gracias a todos ellos por su ayuda y amistad, a Franck JOSSELIN, Clara ARNAUD, Leonardo VALLEJO, José TORRES y Elvis OYUELA.

También gracias a todos nuestros amigos en las instituciones gubernamentales, universitarias y culturales, y particularmente a nuestros colegas de la Cancillería hondureña.

Es también el momento de agradecer y reconocer la gran labor de nuestros cónsules honorarios, Brigitte Roland-Haimes en San Pedro Sula, que ha sido nombrada recientemente “chevalier” de la orden del mérito; Eric Raspaldo en Roatán; y Tito Ever Serrano en Copan Ruinas. Todos ellos, junto a nuestro consejero consular, Patrice Blois, han sido de un gran apoyo al servicio de la comunidad francesa. A ellos también quiero dirigir un afectuoso saludo por estos 4 años de apoyo y amistad.
Un agradecimiento particular a nuestros patrocinadores que nos han ayudado a tener en el día de hoy esta bella celebración: el grupo Vendôme, Arno Bistro, Lactosa, Comercial Pecas, JC Decaux/top Media, Corporación Flores y Parthenon.
Como ya he dicho en muchas ocasiones, me he enamorado de Honduras. Este país es una oda a la belleza presente en cada rincón: en los paisajes de verdes montañas y en las playas de arena blanca, en el patrimonio arqueológico extraordinario de Copán Ruinas y en las sonrisas en los rostros y la amabilidad de sus habitantes.

Damas y Caballeros
Honduras tiene por delante, de nuevo, unos meses decisivos para su futuro y estabilidad. Las reformas necesarias son conocidas por todos y todos saben que es urgente actuar.
En materia de la lucha contra la corrupción, Francia con sus socios europeos valora el trabajo de la MACCIH, en particular la muy eficaz labor de su ex vocero Luis Antonio Marrey… Ahora deseamos éxito a Ana Maria Calderón y a su equipo para continuar, profundizar, y llevar a buen término esa obra esencial.
Les animo a superar, como ustedes ya han demostrado saber hacerlo, los actuales y futuros retos políticos y económicos y a no dejarse vencer por la adversidad que continúa presente. Para que de esa forma juntos podamos cumplir la tarea que el pueblo hondureño espera de nosotros, de los dirigentes y de los países cooperantes amigos de Honduras, la realización de esta promesa, la más grande y bella que puede haber: hacer para cada hondureño un país digno de sí.
Excelentísima señora designada presidencial, su presencia es un honor que agradezco profundamente. Nuestros países están unidos no solamente por la historia, sino sobre todo por la voluntad de construir un futuro de paz y de prosperidad para los pueblos que los componen, y por eso tenga la seguridad de que Francia estará siempre al lado de Honduras.

Viva Honduras, Vive la France

Ultima actualización 16 de julio de 2019
Volver al inicio