Las matemáticas francesas destacan por su alto nivel de excelencia

Las matemáticas francesas han llegado a lo más alto. 1000 investigadores y un gran número de reconocimientos nacionales e internacionales reflejan que Francia, a través de la Fundación de Ciencias Matemáticas de París (FSMP), ha reunido a la mayor concentración de matemáticos del mundo. Gracias a su buen hacer y a su voluntad de dar mayor vistosidad a las matemáticas, la Fundación emprende y financia programas atrayentes para la elite internacional, forma a los matemáticos del futuro y eleva la investigación en este campo al grado de excelencia.

JPEG

Las matemáticas, base primordial de todas las ciencias y lenguaje universal, hacen posible tanto las conceptualizaciones más abstractas como la materialización más pragmática. Las matemáticas nos rodean: son parte de nuestro día a día. Se integran en todos los ámbitos, desde las ciencias económicas a las humanas; en la industria, la sismología, la oceanografía y la criptografía, por ejemplo, que hoy es indispensable para realizar compras seguras a través de Internet. Según explica Jean-Yves Chemin, catedrático de la universidad Pierre et Marie Curie y director de la FSMP: «Las matemáticas se han desarrollado también en el campo de la biología, (...) la modelización matemática se revela, en biología, como un elemento indispensable para la investigación biológica del futuro».

La Fundación de Ciencias Matemáticas de París cuenta con 1000 científicos federados, 500 de los cuales con carácter permanente; además, la Fundación tiene nueve laboratorios en la capital francesa: se trata del vivero más grande del mundo de matemáticos dedicados al estudio de todo el campo de las matemáticas puras y aplicadas y a la informática fundamental. Como destaca Jean-Yves Chemin, «No hay compartimentos estancos entre la teoría y las aplicaciones prácticas». La FMSP nació en septiembre de 2007 con la vocación de promover los laboratorios matemáticos parisienses en los planos nacional e internacional. La red de la Fundación incluye el Centro nacional de investigación científica (CNRS), la Ecole normale supérieure, las universidades Pierre et Marie Curie, Paris-Diderot y Paris-Dauphine, el Collège de France y el Instituto nacional de investigación en los campos de la informática y la automatización.

«Nuestras acciones se realizan fundamentalmente en el plano internacional. Por ejemplo, se ha creado una cátedra de excelencia dirigida a los investigadores de talla mundial que estén desarrollando un proyecto científico de gran envergadura. Durante un año, el titular de la cátedra puede crear, en colaboración con los matemáticos de la capital, un núcleo de investigación de gran nivel», señala Jean-Yves Chemin. Por otra parte, las invitaciones denominadas «Prestige» permiten que los mejores matemáticos del mundo pasen entre dos y tres meses en París.

Cada año el programa de posdoctorado acoge hasta quince participantes y, como señala Jean-Yves Chemin, «Este programa responde perfectamente a los procedimientos internacionales y consigue atraer a los mejores expertos extranjeros. Está siendo un gran éxito».

Otra de las misiones que se ha fijado la Fundación es fomentar el interés en las matemáticas. La FSMP tiene proyectada la creación de la «Paris Graduate School of Mathematical Sciences», un programa de bolsas de máster y tesis dirigido a estudiantes extranjeros. Chemin explica: «El objetivo es acoger a veinte estudiantes de nivel Máster 1 en el curso académico que comienza en 2010». La Fundación también financia las estancias de matemáticos de otras regiones de Francia durante los distintos trimestres científicos del Instituto Henri Poincaré. «Tenemos en marcha proyectos nacionales en colaboración con grandes empresas. Aunque hemos recibido considerables subvenciones estatales y municipales, tenemos una campaña continua de recaudación de fondos privados —explica Jean-Yves Chemin—, porque el desarrollo de nuestros programas es caro y se hace imprescindible contar con una financiación adicional». Así, la Fundación ha conseguido desbloquear con mucha rapidez un presupuesto para financiar la estancia de un joven prodigio australiano muy codiciado por otras universidades extranjeras. También ha logrado traer a un estudiante tunecino de gran brillantez, cuatro estudiantes de máster chinos y un estudiante vietnamita que han finalizado el año de forma magistral.

Francia es el segundo país del mundo (solo detrás de Estados Unidos) en número de medallas Fields, el premio matemático más prestigioso para los investigadores de menos de 40 años. En 2003, el primer galardonado con el premio Abel, similar al Nobel de los matemáticos, fue el francés Jean-Pierre Serre. Este año, el galardón ha ido a Mijaíl Gromov, matemático franco-ruso y miembro del Institut des Hautes Etudes Scientifiques, por su revolucionaria contribución a la geometría. El V Congreso Europeo de Matemáticas que se celebró en Ámsterdam en julio de 2008 fue una oportunidad de reconocer la excelencia de las matemáticas en Francia. Así, por ejemplo, Laure Saint-Raymond, catedrática de la Ecole Normale Supérieure de París, fue premiada por haber puesto las matemáticas al servicio de una mejor comprensión de los fenómenos climáticos complejos de la zona ecuatorial. Josselin Garnier, catedrática de la universidad Paris-Diderot, recibió también un premio por sus trabajos aplicados a la sismología que le permitieron cartografiar el subsuelo californiano.

La prestigiosa medalla Blaise Pascal 2009 que entrega la Academia Europea de las Ciencias, acaba de recaer en Pierre-Arnaud Raviart, director de investigación del laboratorio Jacques-Louis Lions del CNRS por su valiosa contribución al campo de la modelización matemática y la aproximación numérica a los problemas que plantean la física y la mecánica. Por último, el premio Clay Research Award, entregado en la Clay Research Conference celebrada entre el 4 y el 5 de mayo de 2009 en la universidad de Harvard, ha recaído en Jean-Loup Waldspurger, director de investigación del CNRS, por sus trabajos en el análisis armónico p-ádico y en concreto por su aportación a la conjetura de transferencia y al lema fundamental. En palabras de Jean-Yves Chemin, «Las matemáticas francesas están a un nivel extremadamente alto. Nuestro planteamiento es la defensa de la excelencia en la universidad».

Annik Bianchini

Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos

Direccion de Comunicacion y Portavocia

Web:

Fundación de Ciencias Matemáticas de París www.sciencesmaths-paris.fr

Dernière modification : 23/08/2009

Haut de page